Amor

ya estuve en esa escuela

sus rastrojos forman parte de mí

y de vez en cuando los visito

para vaciar las cuencas de mis ojos

 

no hay mucho que os pueda decir

los lápices proyectan la arenisca mucho más allá de la terraza

y se arrodillan y quebrantan las miradas

que hoy más que nunca despiertan al bambú

 

y esos colores con los que te engalanaste el mejor día

el estanque cuyos peldaños remontas

y el abánico sopla hacia la ínsula

una vez las losetas desanden el balcón salino

 

polvo en la hierba

columbarios que emergen de los frutos

arenas prendidas en el ojal de la pizarra

y la invitación al decaimiento

a beber del charco

mientras soflamas y arrecifes

aguardan la llegada

 

la tiza ahoga el laberinto de la orquídea

supuran sobre el pupitre

y una vez cruzado el puente

y cuando la playa rice el viento

las luciernagas se cristalizarán en perlas

Anuncios
Categorías: Añoranza, Amor, Merida, Naturaleza, Poesía, Roma | 1 comentario

de la placidez de las aguas estancadas

queda la oscuridad que inunda el reflejo de los juncos

y del vaivén de la ramita

una ligera sensación de desvalimiento

que se cura con el silencio

Categorías: Añoranza, Amor, Bornoba, Japón, Poesía | Deja un comentario

la primavera

poco sabemos

se enrolla en el ojal

y te agarra del cuello

con lienzos de una niñez

que injertamos en la memoria

con pétalos de azucena

y el canto del chorro

antes de la sequía

 

Categorías: Añoranza, Amor, Musica, P.J., Poesía | Deja un comentario

                                                                                                                       A Luis Hernández

todos quieren curarlo y nadie sabe de qué

si bien su demacrado rostro transmite pesar

muchos dicen que su amor no tiene remedio

que le roe hasta las legañas que pacientemente esparce por las noches

que dibuja recreativos en forma de medio sol

y respira por el hueco del cristal apedreado

 

hay quien piensa que su amor es un moñigo de caballo

que estando triste su coche, a el gato le da por reírse

no lo sé…quizás no quiera amar otra vez

o su casa lejos del bosque sepa que ocurre

o le desvele el significado de la palabra Marte

 

solo entiende si le dices: “rovafrop seugep em on”

y le grito: “ em obaca ed ratroc le olep” mientras le tiro un copo de nieve

que le sirve de almohada para soñar con su abuela

representada en la tablilla que cíclicamente desprende de la argolla

Categorías: Absurdo, Amor, Caminos, Luis Hernandez, Poesía, Sueños, Surrealismo | Deja un comentario

ECO

Porque no quiero nada contigo te digo que te amo

El eco arrastra urnas con aristas de silencio

Tengo los dedos abrasados de restregar camisas con perfume y sombreros de baúl

Y si te digo que lo sé, que estoy celoso, emprendo la huida al Capricho

Un regalo bajo tierra son los globos cansados de volar

Categorías: Añoranza, Amor, Parques, Poesía | 2 comentarios

HOW MANY MORE TIMES

Solo queda una curva hacia la llanura
con el ego y su sombra esperando en la parada

tócala otra vez
te llevo buscando sin saberlo
quiero beber contigo hasta acercar nuestras cabezas
tumbarlas con la silueta del naranjo proyectada en los cráteres
bailando al ritmo de los timbales
y escuchando el rumor de la hierba pisada

tendamos la ropa sobre la moneda azul
dejemos que las aguas adoquinadas de Saint-Denis
se apiaden

Categorías: Amor, Asturias, Cine, Led Zeppelin, Poesía, Rodriguez, Sake, Vino blanco | 2 comentarios

SENDA
La senda me llama,
el cerezo brota entre la maleza
auscultando el olvido.

Sueño con la paridera donde esquilan las ovejas.

El deshielo de la montaña
observa,
mi sombra proyectada en el crisantemo.

Puedo sentir tus tallos en mi cuello
tu dulce candor, en mis nudos
tu hiel, en mis raíces.

Revista “Depaso” CEPA YUCATÁN

Categorías: Amor, Haiku, Japón, Naturaleza, Poesía | Deja un comentario

UNA HISTORIA CONTADA

La brisa roza mis bucles invadiéndome la sensación de un despertar que acaricia mi piel con los tapices viscontianos.

Me doy la vuelta y me topo con el chasquido de la lumbre,
su aliento en mi nuca,
las tostadas calentándose
y una mirada que invita a refugiarse en sus brazos de sol.

La arena eriza los brazos
que sostienen el mundo, un instante,
afeitándome con la guchilla
arrugada, como un huevo tumbado en la nieve.

Escurrido por el trote de las crines
desentierro la perla
que navega con la sonrisa de haber muerto una vez más.

Revista “Depaso” CEPA YUCATÁN

Categorías: Añoranza, Amor, Cine, Muerte, Poesía | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Semillas en campos ajenos

Poesías, prosa, reseñas y fotografías de Pablo Antonio García Malmierca

MARIA M.MIGUEZ

Observaciones del Arte y la Literatura

Elena Memba

En el final surgió el principio

diodoromateo

El poeta bohemio

las afinidades electivas

El faro mengua en la ranura del sillón.

enero11

Literatura para romper el tiempo.

En busca de otras Ítacas

El faro mengua en la ranura del sillón.

La piel de Bolo

No te entiendo casi todo.

versobjetivo

Cuaderno de bitácora y entretenimientos varios

Buenas Noches Nueva Orleans

El faro mengua en la ranura del sillón.

De turbio en claro

El faro mengua en la ranura del sillón.

Acantilados de papel

El faro mengua en la ranura del sillón.

El ballet de las palabras: el blog cultural.

El faro mengua en la ranura del sillón.

I N T E R V A L O S

El faro mengua en la ranura del sillón.

EDITORIAL CELESTA

El faro mengua en la ranura del sillón.

En la Ciudad de los Vientos

Literatura, comentarios y desvaríos

Puentes de papel

El faro mengua en la ranura del sillón.

colliure

El faro mengua en la ranura del sillón.