Archivo del Autor: Jose Miguel Urbano Andrés

los surcos del sauce arraigan la lumbre
y a cada golpe de remo tiemblan los pilotes
con lenguas tiznadas de barro
y hordas sedientas de intemperie

olvidaron las bisagras
asidos a la pez que sedimenta el estuario
donde los ancestros soliviantan el cráter
y la miel hiede el tarro

cuanto cuesta dejar atrás el serrucho

si los valles amamantan fuentes
y los canticos empapan la ceniza
quizá el tótem apacigüe a la hiedra

Anuncios
Categorías: Lochranza, Maorí, Naturaleza, Poesía, Tótem | Deja un comentario

a orillas del Bornoba

caminad

dejad que los vientos surquen orillas

para que las venas viertan

pieles saturadas de higos

 

mañana no es mañana sino ahora

la azada busca el instante

que congracie a los mirlos

con la clorofila

Categorías: Añoranza, Arnaldo Calveyra, Bornoba, Haiku, Poesía, Silencio, Tarkovsky | Deja un comentario

hermandad

…pero yo no formo parte de ninguna hermandad

si no es acabar con el Parnaso

o los brotes de una mañana marchita

 

¿cómo mudar las palabras para no ser entendido?

-las relaciones de poder solo se sostienen por la miseria-

¿cómo, pues?

la muerte está fresca

lista para ser tendida

Categorías: Anarquista, ¿por qué el ser y no la nada?, Muerte, Poesía | Deja un comentario

el vendedor de tapices

hace tiempo que los tapices han dejado de servir a los sueños

hemos comprendido como una celosía se inmiscuye en la trastienda

como perros que persiguen el descuido

vagando por tendones que hacen palidecer la sombra

                                                                                                

El_venedor_de_tapissosa ras del pecho descubierto                                                    

gime sin cesar la contraventana

que en su arrastre a la llanura

dilata los ropajes sembrados de arena

 

el trasiego de las cuerdas conduce al refugio de los azorados

los muñones cubiertos de polvo se sumergen en la humildad de la tinaja

y la canícula de la pared yerma comprende los efluvios de la amapola

 

Categorías: Añoranza, Fortuny, Opio, Poesía | Deja un comentario

adelgaza la nieve a medida que la hormiga remonta la tumba

la simiente resbala por el vértice reflejando un arroyo que fue pasto de la hoguera

 

prisionera del sarmiento

ni el mármol carcomido por la vorágine

solivianta a la seta postrada en la escarcha

 

escurre el tobillo

con un papel que enturbia al puente

sin dejar que su sombra mordisquee la hoja de tabaco

 

solo los líquenes buscan resguardo en el apósito

humedeciendo el rumor del tatami

que lejos de arrastrar las tablillas impregnadas de caucho

afina las mandíbulas para cuando el recodo junte a las peregrinas

 

cuánto sosiego entre tanta herrumbre

si el rastro del monje esboza el césped de la mañana

quizá lo desandado deje el regusto del sake

Categorías: J.L. Guerín, Japón, Jonas Mekas, Muerte, Nieve, Ozu, Poesía | Deja un comentario

¿y si estuviera dispuesto a morir por ti me llamarías dios?

Solo moriría por mí

con los gemidos del latigo soliviantando los vientos

y con la hiel de saberme defraudado.

Categorías: ¿por qué el ser y no la nada?, Poesía | Deja un comentario

ya estuve en esa escuela

sus rastrojos forman parte de mí

y de vez en cuando los visito

para vaciar las cuencas de mis ojos

 

no hay mucho que os pueda decir

los lápices proyectan la arenisca mucho más allá de la terraza

y se arrodillan y quebrantan las miradas

que hoy más que nunca despiertan al bambú

 

y esos colores con los que te engalanaste el mejor día

el estanque cuyos peldaños remontas

y el abánico sopla hacia la ínsula

una vez las losetas desanden el balcón salino

 

polvo en la hierba

columbarios que emergen de los frutos

arenas prendidas en el ojal de la pizarra

y la invitación al decaimiento

a beber del charco

mientras soflamas y arrecifes

aguardan la llegada

 

la tiza ahoga el laberinto de la orquídea

supuran sobre el pupitre

y una vez cruzado el puente

y cuando la playa rice el viento

las luciernagas se cristalizarán en perlas

Categorías: Añoranza, Amor, Merida, Naturaleza, Poesía, Roma | 1 comentario

la semilla se acerca a medida que el río fluye en la espesura

la quietud inunda hasta el trasiego del surco

y el roble se agarra a la pluma que dibuja su morada

 

aquí todo reverdea

las corneas se frotan para quitarse el cieno

las hojas maltrechas reman aclarando sombras

y la fuente del caminante se precipita en un sueño

que susurra el mirlo

Categorías: Bornoba, Cine, Haiku, Naturaleza, Poesía, Silencio, Sueños | Deja un comentario

de la placidez de las aguas estancadas

queda la oscuridad que inunda el reflejo de los juncos

y del vaivén de la ramita

una ligera sensación de desvalimiento

que se cura con el silencio

Categorías: Añoranza, Amor, Bornoba, Japón, Poesía | Deja un comentario

las ánforas discurren por la pared fría de la bodega

soliviantan a las tinajas con sus empujoncitos

para que cuando el hollejo entregue sus hijas

esgrima el dulce candor de la pulpa

que resbala por la tez de la fruta pochada

Categorías: Poesía, Roma, Vino | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.

jllopart

la poesía es libertad

Semillas en campos ajenos

Poesías, prosa, reseñas y fotografías de Pablo Antonio García Malmierca

MARIA M.MIGUEZ

Observaciones del Arte y la Literatura

Elena Memba

En el final surgió el principio

diodoromateo

El poeta bohemio

las afinidades electivas

El faro mengua en la ranura del sillón.

enero11

Literatura para romper el tiempo.

En busca de otras Ítacas

El faro mengua en la ranura del sillón.

La piel de Bolo

No te entiendo casi todo.

versobjetivo

Cuaderno de bitácora y entretenimientos varios

Buenas Noches Nueva Orleans

El faro mengua en la ranura del sillón.

De turbio en claro

El faro mengua en la ranura del sillón.

Acantilados de papel

El faro mengua en la ranura del sillón.

El ballet de las palabras: el blog cultural.

El faro mengua en la ranura del sillón.

I N T E R V A L O S

El faro mengua en la ranura del sillón.

EDITORIAL CELESTA

El faro mengua en la ranura del sillón.

En la Ciudad de los Vientos

Literatura, comentarios y desvaríos

Puentes de papel

El faro mengua en la ranura del sillón.