el cebo ha picado enterrador

plácido vagas por las orillas

mientras la sombra cuelga del ojal

 

hace tiempo que dejaste de dormir al raso

la lumbre florece a los nudillos

y las páginas de sucesos garabatean las esquelas

 

la avena loca disipa todo acto de anquilosamiento

a medida que la leche tiñe tibia

la falange soterrada por el virus

 

imagina el bazo devorado por la sal

en esa playa donde los conejos paren

y las naranjas se refugian en los silos

 

deja de esculpir con soplete

los féretros ya son parte del viento

diseminados por la pulsión del veraneo

y el trigo pendiente de molienda

Categorías: ¿por qué el ser y no la nada?, Enterrador, Muerte, Poesía | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

TEJIENDO LAS PALABRAS

CON LOS HILOS INVISIBLES DEL ALMA

Spadansk! bilingual edition

Intra historia nórdica, en el Sol de Medianoche/Nordic Intra history, in the Midnight Sun

jllopart

la poesía es libertad

Semillas en campos ajenos

Poesías, prosa, reseñas y fotografías de Pablo Antonio García Malmierca

MARIA M.MIGUEZ

Observaciones del Arte y la Literatura

Elena Memba

En el final surgió el principio

diodoromateo

El poeta bohemio

las afinidades electivas

El faro mengua en la ranura del sillón.

enero11

Literatura para romper el tiempo.

En busca de otras Ítacas

El faro mengua en la ranura del sillón.

La piel de Bolo

No te entiendo casi todo.

versobjetivo

Cuaderno de bitácora y entretenimientos varios

Buenas Noches Nueva Orleans

El faro mengua en la ranura del sillón.

De turbio en claro

El faro mengua en la ranura del sillón.

Acantilados de papel

El faro mengua en la ranura del sillón.

El ballet de las palabras: el blog cultural.

El faro mengua en la ranura del sillón.

A %d blogueros les gusta esto: