a A.P

no sé cuantas primaveras  se filtraron antes de conocerte

con tu corona de azucenas desafiando las corrientes más impetuosas

como si el mañana fuera una página abierta que invita a desandar la frontera

y los sombreros flotaran por las sombras del canalla avispero

Anuncios
Categorías: Añoranza, Naturaleza, Poesía | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

las afinidades electivas

El faro mengua en la ranura del sillón.

enero11

Literatura para romper el tiempo.

En busca de otras Ítacas

El faro mengua en la ranura del sillón.

La piel de Bolo

No te entiendo casi todo.

versobjetivo

Cuaderno de bitácora y entretenimientos varios

Buenas Noches Nueva Orleans

El faro mengua en la ranura del sillón.

De turbio en claro

El faro mengua en la ranura del sillón.

Acantilados de papel

El faro mengua en la ranura del sillón.

El ballet de las palabras: el blog cultural.

El faro mengua en la ranura del sillón.

I N T E R V A L O S

El faro mengua en la ranura del sillón.

EDITORIAL CELESTA

El faro mengua en la ranura del sillón.

En la Ciudad de los Vientos

Literatura, comentarios y desvaríos

Puentes de papel

El faro mengua en la ranura del sillón.

colliure

El faro mengua en la ranura del sillón.

Espacio personal de una escritora

El faro mengua en la ranura del sillón.

Diario de un savonarola

El faro mengua en la ranura del sillón.

EL DOBLE DEL DENTISTA

El faro mengua en la ranura del sillón.

A %d blogueros les gusta esto: