adelgaza la nieve a medida que la hormiga remonta la tumba

la simiente resbala por el vértice reflejando un arroyo que fue pasto de la hoguera

 

prisionera del sarmiento

ni el mármol carcomido por la vorágine

solivianta a la seta postrada en la escarcha

 

escurre el tobillo

con un papel que enturbia el puente

y sin dejar que su sombra mordisquee la hoja de tabaco

 

solo los líquenes buscan resguardo en el apósito

humedeciendo el rumor del tatami

que lejos de arrastrar las tablillas impregnadas de caucho

afina las mandíbulas para cuando el recodo junte a las peregrinas

 

¡cuánto sosiego entre tanta herrumbre!

si el rastro del monje esboza el césped de la mañana

quizá lo desandado deje el regusto del sake

Anuncios
Categorías: J.L. Guerín, Japón, Jonas Mekas, Muerte, Nieve, Ozu, Poesía | Deja un comentario

¿y si estuviera dispuesto a morir por ti me llamarías dios?

Solo moriría por mí

con los gemidos del latigo soliviantando los vientos

y con la hiel de saberme defraudado.

Categorías: ¿por qué el ser y no la nada?, Poesía | Deja un comentario

ya estuve en esa escuela

sus rastrojos forman parte de mí

y de vez en cuando los visito

para vaciar las cuencas de mis ojos

 

no hay mucho que os pueda decir

los lápices proyectan la arenisca mucho más allá de la terraza

y se arrodillan y quebrantan las miradas

que hoy más que nunca despiertan al bambú

 

y esos colores con los que te engalanaste el mejor día

el estanque cuyos peldaños remontas

y el abánico sopla hacia la ínsula

una vez las losetas desanden el balcón salino

 

polvo en la hierba

columbarios que emergen de los frutos

arenas prendidas en el ojal de la pizarra

y la invitación al decaimiento

a beber del charco

mientras soflamas y arrecifes

aguardan la llegada

 

la tiza ahoga el laberinto de la orquídea

supuran sobre el pupitre

y una vez cruzado el puente

y cuando la playa rice el viento

las luciernagas se cristalizarán en perlas

Categorías: Añoranza, Amor, Merida, Naturaleza, Poesía, Roma | 1 comentario

la semilla se acerca a medida que el río fluye en la espesura

la quietud inunda hasta el trasiego del surco

y el roble se agarra a la pluma que dibuja su morada

 

aquí todo reverdea

las corneas se frotan para quitarse el cieno

las hojas maltrechas reman aclarando sombras

y la fuente del caminante se precipita en un sueño

que susurra el mirlo

Categorías: Bornoba, Cine, Haiku, Naturaleza, Poesía, Silencio, Sueños | Deja un comentario

de la placidez de las aguas estancadas

queda la oscuridad que inunda el reflejo de los juncos

y del vaivén de la ramita

una ligera sensación de desvalimiento

que se cura con el silencio

Categorías: Añoranza, Amor, Bornoba, Japón, Poesía | Deja un comentario

las ánforas discurren por la pared fría de la bodega

soliviantan a las tinajas con sus empujoncitos

para que cuando el hollejo entregue sus hijas

esgrima el dulce candor de la pulpa

que resbala por la tez de la fruta pochada

Categorías: Poesía, Roma, Vino | Deja un comentario

como lo supiste

acabó la marea

sin un quejido

como un delfín en un campo de amasijos y raquetas

 

como lo supiste

y no quise darme cuenta

presencié la voladura de los vagabundos

en un cementerio de botellas de oxígeno

y ahí quedos

– en sus nichos que nadie recuerda-

con miradas que atisban concertinas

y los dedos amalgamando sueños envueltos en papel de aluminio

 

rodearé la ínsula con incienso

embalsamando olas piel y remos

sumergido hasta el borde de mis cuencas

hasta desterrar el deseo

Categorías: Poesía, Refugiados | Deja un comentario

son nubes

nevermore

su sabor me da igual

quizás sea cuestión de sAlir de la burbuja

sin pedir perdón

cruzando semáforos en rojo

20170630_180650

 

¿dónde estoy?

en El cementerio crecen las flores

los charcos dibujan haikus

y las praderas se revelan sin decir mu

 

no hay mañana

sólo el orgullo de decir hoy

sin pestañear

and…where am I?

olisqueando rincones

que el hipo puede discernirlo

mirándote a la cara

insultándote

con la piel espantando a la gallina

 

la mierda no sabe a nada

es el aire que sortea cotidianamente

la caja donde albergan los secretos

frecuentando las orillas

sin pinzas en la orejas

y los escalones presagiando Un baile

con lunares embarrando el arcoíris

 

no duermo en el quicio

el despertar enturbia el

sake cuyo aroma dejó de buscar en google

y esa huella

que dejan los que despiertan

pensando en la barba del perro

 

pásame l a t a z a

los tirantes flojean

y el silbido brama I promise you a miracle

 

el canal que dice “el Fuji es un ensueño”

y cruzó de nuevo

y el portátil masacrando humanos

y el arbusto juguetea

con el orín que chorrea la gorra

 

he ahí el paso del indeleble

la madrugada que no soporta el peso

hasta aquí hemos divergido

no hay mar que el cristal dilate

sin sonrojar a la mortadela que reseca una almohada

 

juzgar es propio de fumadores

a los reyes ya nadie les hace ni caso

y las bermudas son enemigas de los asientos

Categorías: Anarquista, ¿por qué el ser y no la nada?, Haiku, Japón, Mark Lanegan, Muerte, Poesía, Sake | Deja un comentario

los andares se nutren de la savia de aquellos senderos

que no por ser andados son conocidos

muy al contrario

son cortos

como el anhelo difuminado del rastro de la mariposa

en una mañana posada en el alfeizar

que no nos cansamos de entornar

como si la carrera del cervatillo

nos llevara al quicio de la orilla

donde compartir los manjares que los hules nos ofrecen

y que olisquean las abejas

con esa minuciosa trompeta que irrumpe en los corazones

como vallas que alejan de las crines

que escalan cumbres con faldas de melocotón

lagos con reflejos de miel en las comisuras

y alas que circundan la verruga

Categorías: Añoranza, Camino, Naturaleza, Poesía | Deja un comentario

                                                                                                        a A.P

no sé cuantas primaveras  se filtraron antes de conocerte

con tu corona de azucenas desafiando las corrientes más impetuosas

como si el mañana fuera una página abierta que invita a desandar la frontera

y los sombreros flotaran por las sombras del canalla avispero

Categorías: Añoranza, Naturaleza, Poesía | 1 comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

jllopart

la poesía es libertad

Semillas en campos ajenos

Poesías, prosa, reseñas y fotografías de Pablo Antonio García Malmierca

MARIA M.MIGUEZ

Observaciones del Arte y la Literatura

Elena Memba

En el final surgió el principio

diodoromateo

El poeta bohemio

las afinidades electivas

El faro mengua en la ranura del sillón.

enero11

Literatura para romper el tiempo.

En busca de otras Ítacas

El faro mengua en la ranura del sillón.

La piel de Bolo

No te entiendo casi todo.

versobjetivo

Cuaderno de bitácora y entretenimientos varios

Buenas Noches Nueva Orleans

El faro mengua en la ranura del sillón.

De turbio en claro

El faro mengua en la ranura del sillón.

Acantilados de papel

El faro mengua en la ranura del sillón.

El ballet de las palabras: el blog cultural.

El faro mengua en la ranura del sillón.

I N T E R V A L O S

El faro mengua en la ranura del sillón.

EDITORIAL CELESTA

El faro mengua en la ranura del sillón.

En la Ciudad de los Vientos

Literatura, comentarios y desvaríos

Puentes de papel

El faro mengua en la ranura del sillón.